Tienes una idea para una nueva empresa, ¿Cuál es el siguiente paso?

Es el periodo final del International MBA y esta fue exactamente la pregunta que nos hicimos. Christian y yo, dos alumni de la convocatoria de abril 2014.  Nuestra idea, un producto que ayuda a la gente a olvidar menos sus pertenencias, y naturalmente, preocuparse menos. Hoy, un año después, tenemos en nuestras manos THE O; un pequeño wearable que crea una “correa virtual” que une tu móvil a una aplicación móvil que te recuerda cuando estás olvidando algún objeto de valor.

Ninguno de los dos teníamos experiencia en tecnología de hardware. Era un campo que no conocíamos. Así que nos lanzamos de cabeza. Dijimos que era nuestra estrategia, pero me pregunto si fue así porque no sabíamos mucho más.

Comenzamos construyendo un producto e iterando a medida que pasaba el tiempo. Queríamos alcanzar el éxito rápidamente, pero también tener nuestros primeros fallos en cada etapa. Lo más importante de esta forma de trabajar es que aprendes muchísimo de lo que deseas conseguir en el camino; el valor del producto para el cliente y como éste interactúa con el primero.

La idea de producto se desarrolla junto con el product. Me alegra que lo hayamos hecho de esta forma, no recomendaría a nadie que gaste meses desarrollando una idea, para luego llevarlo a un desarrollador y esperar obtener algo perfecto que los clientes amen.

 

 

this is The O
this is The O

 

Empezamos con un prototipo con la gente que conocíamos en Madrid. La mayoría buscaría diseñadores en el Reino Unido, en los Estados Unidos, India, o el este de Europa. Pero sentimos que el valor de poder hablar cara a cara con quien hace este trabajo era mucho mayor que lo que nos ahorrábamos al hacerlo fuera, al menos en esta etapa.

La curva de aprendizaje fue pronunciada. ¿De qué hablaban estos ingenieros? ¿…SMT, PCB, IPX, TI…? Pero nuestra falta de experiencia en profundos temas tecnológicos nos beneficia en otras formas, ya que nos hemos podido concentrar en la experiencia del usuario. ¿Cómo hacemos este producto súper fácil de usar? ¿Cómo podemos producirlo de tal forma que no requiera mantenimiento o interacción con el fabricante?

¿Y cómo hacemos que sea un producto hermoso? Provengo de la industria de la moda de lujo, lo que nos marcó un estándar de estética y un reto a conseguir. Después de todo, estamos produciendo un wearable que abrocharás a tus pertenencias y que verás todos los días. Sin duda tenía que ser cool.

Tiene que apetecer llevarlo contigo. Así que trabajamos con Iván Castro, un diseñador industrial que proviene de la industria relojera suiza. Previamente había trabajado con Marc Newson, quien está ahora en Apple y se le adjudica el diseño del Apple Watch. Iván entendió perfectamente el nivel de detalle y cuidado que queríamos poner en este producto.

Escoger un fabricante no fue una tarea fácil. Es un proceso angustioso, lleno de posibles fracasos. La búsqueda de “fabricante de materiales electrónicos” trae más de 95.000.000 resultados en Google, ¿en quién confiar? ¿quién hará un buen trabajo? ¿qué preguntas debíamos hacer antes de evaluar a los candidatos? ¿por dónde comenzar? Nos tomó varios meses encontrar un proveedor que coincidiese con los estándares que necesitábamos en cuanto a calidad, coste y facilidad de comunicación. Y no hubiese sido posible sin la ayuda de un grupo de profesionales con mucha experiencia en operaciones, a quienes acudimos y nos ayudaron cuando lo necesitamos.

Una de las primeras lecciones que hemos aprendido como emprendedores es que tu idea la pudo haber tenido alguien antes, o al menos, una idea parecida. Y debo aceptarlo, eso no sienta bien. Pero luego te das cuenta que la fortaleza de tu negocio no reside en la grandiosidad de la idea. Hay tantos retos en el proceso de producción, ¡y qué decir del proceso de compra y entrega! En este proceso, no podemos darnos el lujo de “tratar” de hacerlo bien, hay que lanzarse de cabeza.

Estos retos pueden agobiar un poco. Requiere mucha dedicación mantenerse a flote. Continuamos cruzando puentes y conquistando objetivos. Ya es el final del verano de 2015, ha pasado un año, y ya tenemos un producto. Así que nos hemos decidido a lanzar THE O en Kickstarter este septiembre, y ver lo que piensa la gente.

¿Tienes una idea de proyecto? Sé valiente. Date una oportunidad.
Rose Wilson
Co-fundadora y Socia Directora, THE O

Sobre THE O:
www.owithme.com
https://twitter.com/owithme
https://www.facebook.com/owithmebecarefree

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario


*