Un fin de semana en Lisboa – Marcos Drummond

Histórica y moderna, animada y nostálgica… Lisboa fue la sexta ciudad del mundo en el ranking de estancias de Airbnb en 2017. Y, sin embargo, no pierde su capacidad de sorprender y crear interés. Aquí van algunas sugerencias para un fin de semana:

Sábado por la mañana:
Castillo de San Jorge

El Castelo de São Jorge, del siglo XI, se alza en una colina y ofrece una imponente vista de la ciudad y el río. Vete en coche o sube andando la empinada pero amena cuesta que te lleva hasta arriba.

Sábado por la tarde:
Baixa & Ribeira das Naus

Construido después del terremoto de 1755, el distrito de Baixa presenta un sinfín de rincones donde perderse. Regálate una comida en el Bairro Alto y baja por la calle peatonal Rua Augusta hasta la Praça do Comércio para tomar algo en cualquiera de las terrazas que salpican el paseo fluvial recientemente rehabilitado.

Sábado por la noche:
Cais do Sodré

La que en el pasado fuera una zona bastante sórdida de la ciudad, Cais do Sodré, se ha reinventando. Buenos restaurantes, fantásticos bares, discos con marcha… Disfruta del gran ambiente de la Rua Cor De Rosa y Pensão Amor y los buenísimos cócteles del O Bom, O Mau e O Vilão.

Domingo por la mañana:
Cascais

Coge el tren o conduce media hora hasta llegar a la Portuguese Riviera. Empieza en Estoril, otrora el destino elegido por muchos aristócratas europeos exiliados y espías de la Segunda Guerra Mundial, y da un paseo por su kilométrico rompeolas (Paredão). Cascais evoca el encanto de tiempos pasados.

Domingo por la tarde:
Parque das Nações

Este barrio totalmente nuevo es el mejor ejemplo de la Lisboa moderna. Visita el Oceanário, el mayor acuario de interior de Europa, y prepárate para sorprenderte.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario


*