Smart Cities y Transformación Digital

Smart City y Transformación Digital

Dos conceptos indivisibles, sinónimos de innovación y que nos pisan los talones. Dos realidades tangibles puestas al servicio de la ciudadanía, que se convierten en tendencia y que en España son asignaturas pendientes. Hablamos de las Smart Cities y la Transformación Digital, que según estimaciones recientes, esperan generar para 2020 aproximadamente 1,5 billones de dólares.

Las proyecciones son positivas. Sin embargo, si entendemos que una ciudad inteligente depende, en gran medida, de un proceso de transformación digital coherente y consensuado entre todos los actores sociales, ¿cómo es que en España sólo 30% de las grandes compañías haya invertido en proyectos de digitalización? Esto según datos de DatacenterDynamics, una plataforma de información sobre la industria de los centros de datos.

Sumado a esto, se tienen los datos del “Informe Bankia Índicex 2016: La digitalización de las empresas en España”, en el que se revela que 8 de cada 10 empresas españolas han iniciado su camino hacia la transformación digital, 10,9% han logrado ser competitivas en este ámbito y 77,8% presentan aún capacidad de mejora.

Entonces, ¿está España preparada para incorporar con éxito el modelo de ciudades inteligentes? A la fecha, se puede considerar que Santander, Bilbao, Barcelona y Madrid avanzan en el proceso de incorporación de sistemas propios de una Smart City. De hecho, Barcelona encabeza el ranking español y ocupa los puestos número 34 y 21 en el marco mundial y europeo respectivamente, siendo en 2014 nombrada primera capital europea de la innovación.

Preparación vs. Implementación

Pese a que en España la migración a un entorno digital no avanza a la velocidad que se espera, hay que decir que la inversión en tecnología e innovación es destacable y Asier Arranz, director del Technology Lab del IE Business School, está convencido de ello. “Hace unos años España era trending en proyectos financiados por Europa, por lo que sí estamos preparados, la tecnología existe y está madura”, asegura Arranz.

Hay centros de investigación desarrollando proyectos de inteligencia artificial, realidad virtual e investigando sobre formas eficientes de acceso, gestión y uso de los datos, lo que para Arranz es el objetivo al que las empresas, tanto públicas como privadas, deben apuntar para formar parte de las llamadas ciudades inteligentes. BBVA y Telefónica lo tienen claro y han reorientado la línea de trabajo de sus Centros de Innovación.

Por su parte, el IE Technology Lab, que dirige Arranz, es considerado pionero en el desarrollo de nuevas tecnologías que nos acercan a ese concepto de Smart City. “Actualmente trabajamos en proyectos como un nuevo modelo de gafas de realidad virtual, el simulador para negociación y en robots de telepresencia que asisten a clases e interactúan con los alumnos”.

Frente a este escenario, en el que España está en la ola de la tecnología, la innovación y es competitiva en el mercado, el problema no es de preparación, sino de implementación. Es vital que el sector público promueva lo que se cuece en los laboratorios de I+D e incentive nuevas propuestas. Para Arranz “es necesario que el sector público apoye el desarrollo de nuevos proyectos, que ofrezca alternativas reales -como concursos para estimular el trabajo en nuevas tecnologías e innovación-, porque en España hay talento y buenos proyectos, pero es difícil que la empresa privada o una startup logren acuerdos de implementación de sus propuestas con el sector público”.

Asier Arranz
Asier Arranz, director del Technology Lab de IE Business School

Retos que superar

SI bien hay proyectos en diferentes ciudades que visualizan una “Smart City” -como semáforos con inteligencia artificial y sensores de intensidad del tráfico, control inteligente del alumbrado público y el abastecimiento de agua e implantación de estructuras de comunicaciones-, aún hay camino que recorrer.

El proceso de transformación digital por parte de las grandes empresas tiene que apurar el paso, entendiendo que son agentes vitales en la consolidación de una ciudad inteligente. Luego, es necesario actualizar el marco legal a los nuevos tiempos en los que el acceso y el uso de los datos cambia al tiempo que se genera información. “Leyes de privacidad y protección de datos, por ejemplo, deben responder a las necesidades actuales, deben actualizarse”, dijo Arranz.

Además, hay que llegar a puntos de encuentro entre dos actores importantes: empresas privadas y centros de investigación con el sector público; de modo que talento e implementación se traduzcan en realidades visibles y tangibles. En España es posible si se considera que, según un estudio de la Fundación Telefónica, en 2020 habrá más de 50 mil millones de dispositivos conectados a internet y que 60% de la población española será urbana.

El objetivo es una ciudad interconectada, que gestione de forma eficiente la información y los datos, que optimice el uso de los recursos disponibles, que alcance un mayor nivel de sostenibilidad y eficiencia, que sea ecofriendly y que mejore la calidad de vida de los ciudadanos al cambiar radicalmente la gestión de los servicios y la forma de acceder a ellos.

Para más señas…

Asier Arranz dirige el Technology Lab de IE Business School y Onirux Labs, una compañía de servicios tecnológicos avanzados. Ha asesorado startups y fondos de inversión como Kibo Ventures y speakers en eventos como TEDx Cibeles.

Linkedin: https://www.linkedin.com/in/asierarranz/
Twitter: @asierarranz

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario


*