Rafael Ansón habla de IE Gastronomy

El director de IE Gastronomy y Presidente de la Real Academia de Gastronomía, Rafael Ansón, está convencido de que las escuelas de negocios deben, ante todo, formar seres humanos.

Que en una escuela de negocios te enseñen a comer bien quizá era impensable hace unos años. Pero Rafael Ansón está convencido de “la necesidad de enseñar a los futuros managers a que inviertan tiempo en su bienestar: management, nutrition & welfare”.

La iniciativa IE Gastronomy, dirigida por Ansón con la colaboración del Banco Popular y la Fundación Telefónica, ofrece a los alumnos, profesores y profesionales relacionados con IE la posibilidad de formarse en materias de nutrición y salud.

Ansón cree firmemente que los motivos de que la gente no se alimente de forma saludable no son económicos: “Creo que es un problema de falta de conocimientos. Se puede comer a un precio muy razonable”, afirma. “Lo que ha pasado es que las familias, que eran las que transmitían esos valores, ahora no tienen tiempo”.

Rafael Ansón está convencido de la influencia de la alimentación en todas las facetas de la vida. “La variable de bienestar más importante, después del código genético, es lo que comemos. La gastronomía también tiene una gran importancia en la economía y la sostenibilidad”. Ansón aporta algunos ejemplos: “Se está demostrando que un alto porcentaje de los gastos de Sanidad provienen de enfermedades derivadas de una mala alimentación. También hay un estudio que demuestra que cambiar la forma de alimentarse reduciría la ausencia laboral. En tercer lugar, afecta al turismo. Y no olvidemos que la gastronomía supone en torno al 20% del PIB”. Pero hay una consecuencia quizá más importante: el aspecto humano. “La comida es el lugar donde se generan todas relaciones sociales. Favorece la convivencia”.

Aunque podría parecer que la cultura mediterránea es el mejor ejemplo de las relaciones sociales que se generan alrededor de la mesa, Ansón, recién llegado de Singapur, desvela que los habitantes de este país asiático le dan aún más importancia: “Solo hacen dos cosas: trabajar y comer. Es su único tiempo de ocio. No saben lo que es comer para alimentarse, comen como un hecho social, para compensar catorce o quince horas de trabajo”.

La idea de IE Gastronomy nació de la comprensión de que el éxito profesional y personal solo puede llegar si se parte del bienestar y la calidad de vida. “No enseñamos a comer, sino a que sepan que tienen que emplear tiempo en aprender a hacerlo”, puntualiza Ansón. “Poco a poco, en todos los colectivos, la gente de la dirección se va dando cuenta de que tiene que pensar en la dimensión personal. Y esto es rentable, porque es más eficiente una persona que se siente bien”.

En palabras de Rafael Ansón, no se trata solo de formar profesionales, “sino de formar también a la gente para el tiempo de ocio”. Si tuviera que seleccionar otros campos extra­académicos en los que formar a los alumnos, elegiría la actividad física o el arte de la conversación.

Como no podía ser de otra manera, la parte online, dirigida por Yolanda Regodón, Directora Asociada de Comunicación de IE,  jugará un papel crucial en este proyecto. “El mundo digital multiplica el alcance de todo lo que hacemos. Vivimos una nueva edad: la era digital. IE Gastronomy va a tener un reflejo presencial, pero va a estar abierto online para que miles de personas puedan incorporarse a este mundo de bienestar que requiere el siglo XXI”.

Ansón se muestra positivamente sorprendido por el hecho de que una institución del éxito de IE siga buscando formas de mejorar: “IE ha superado la crisis de forma admirable, y aunque tiene un modelo de éxito, sigue incorporando nuevos sistemas y adaptándose al cambio”. Rafael termina con una preciosa reflexión: “Los alumnos van a venir a IE porque sabrán que, además de aprender a ser buenos profesionales, van a prepararse para tener más calidad de vida y ser más felices“.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario


*