María Benjumea: En España hay un ecosistema potente con proyectos estupendos

María Benjumea - Spain Startup

Fue un encuentro motivador, de eso no cabe duda. Así fue la sesión del pasado 16 de marzo con María Benjumea, fundadora y presidenta de Spain Startup, compañía organizadora del South Summit. El objetivo del encuentro organizado por IE Alumni era analizar la evolución en España de un ecosistema emprendedor que se muestra como una alternativa capaz de transformar y dinamizar la estructura empresarial del país. Esto, además de promover la iniciativa #IEWomen.

Para Benjumea, las startups son claves en este proceso de transformación. La relación que deben mantener con las empresas es importante, pues con ellas hay oportunidades de negocio que surgen del proceso de reinvención al que tienen que enfrentarse. Por ello, “les recomendamos asociarse con las startups para atraer nuevos productos y servicios, incorporando innovación a su compañía”, apunta María. Por otro lado, para la startup esta alianza es potente, pues permite mayor escalabilidad; es una relación en la que ganan ambos.

Esto siempre y cuando hablemos de una startup en los términos en los que Benjumea lo plantea, es decir, “una empresa de nueva creación, innovadora, y que tenga como objetivo un crecimiento rápido, estabilización y una concepción global”.

Mirando el entorno español

En España no es un secreto que el emprendimiento ha crecido y madurado. Datos del informe Startup Ecosystem Overview, elaborado por la fundación Mobile World Capital Barcelona, confirman que la inversión media por startups se ha triplicado, pasando de 200 mil euros en 2014 a 710 mil en 2016. Si a esto se le añade que en 2016 se registraron rondas de financiación como la de Cabify por 105 millones €, la de la firma de gafas Hawkers por 50 millones € o la de Job & Talent por 37,3 millones €; ya se puede hablar de consolidación, porque es palpable.

Pese a que existe la percepción de que el emprendimiento se ha estancado, María aclara este punto con una anécdota: “estuve recientemente en un ciclo de emprendimiento organizado en una universidad y cuando me tocó intervenir pregunté quiénes estaban a punto de emprender, quedé impresionada porque cerca de un 25% de los asistentes ya estaban emprendiendo. Entonces, esto no tiene que ver con una moda, ni con el empleo, tiene que ver con generar un círculo virtuoso”.

Emprender es una condición y una alternativa que va encontrando su sitio en el entramado empresarial. “Se decía que era una moda producto de la crisis. En los estudios que manejamos solo 1% emprende por necesidad, el resto es porque vio una oportunidad o porque quiere emprender”, comentó María.

IE:¿Cuál crees que debe ser el papel del Estado en el desarrollo de las startups?

MB: Desde Spain Startup estamos haciendo ver a los entes públicos lo importante que es el emprendimiento, pues esto es economía. El año pasado el presidente del Gobierno visitó nuestro South Summit y no daba crédito a lo que estaba allí. Hay que conseguir que nos conozcan, y las startups de IE son el trampolín perfecto, pues se aprecian muy bien fuera de España y con los inversores.

IE: ¿Cuáles son los mayores obstáculos a los que se enfrentan los emprendedores?

MB: Tener una gran capacidad de resistencia, sobre todo cuando no se sabe por dónde ir o cuando estamos frente a la incertidumbre de si realmente se tienen posibilidades. Hay que moverse permanentemente, superarse y entender que la lucha consigo mismo es constante. Casi ninguno de los que ha probado emprender ya no quiere seguir haciéndolo.

MB: La tendencia es a desarrollar nuestra carrera y considerarnos dueños del proyecto, porque cada vez habrá menos miedo a fracasar. Eso sí, si no funciona no hay que empeñarse en mantenerlo.

Almuerzo María Benjumea

Relación con los inversores

María expuso que otro de los retos principales a los que se enfrentan los emprendedores es a la financiación. De acuerdo con datos del “Mapa del Emprendimiento”, realizado por Spain Startup, la mayoría de los proyectos se ponen en marcha con recursos propios (77%) o con apoyo familiar (27%) y apenas 7% arranca con créditos bancarios.

En este caso, eventos como South Summit son una plataforma para que los emprendedores entren en contacto con inversores que “buscan proyectos bien pensados, sostenidos por un equipo cualificado, con un buen plan de negocio y una propuesta novedosa”, destaca Benjumea.

IE: ¿Qué es lo que buscan los inversores?

MB: Lo primero es saber que la inversión en España ha crecido. Hay vehículos que potenciamos con el Gobierno, se están creando nuevos fondos y hay más inversión internacional. Además, tenemos que estar convencidos de que somos muy buenos y que tenemos un ecosistema potente con proyectos estupendos.

MB: Hay que venderse, la manera de atraer inversores es demostrándoles que el proyecto merece la pena y que hay un buen equipo detrás. Esto y la forma como se aborda el proyecto es clave en la toma de decisión del inversor. Van a buscar que esté innovando, pero la innovación no siempre tiene que ser irrupción, hay temas relacionados con tecnologías que pueden ser transversales y que no están relacionados con lo tecnológico.

Dicho esto, si bien la relación con los inversores es vital para el crecimiento y la permanencia en el mercado, para María Benjumea, la clave del éxito de una startup está en las personas y cómo crean un proyecto juntos. Hay que resaltar la importancia de un equipo sólido y comprometido, que se involucra con el proyecto y conforma un engranaje que empuja en la misma dirección.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario


*