“Cómo empezar” y “cómo ampliar” una empresa: conversamos con Joe Haslam

El Profesor Joe Haslam nos habla sobre “cómo empezar” y “cómo ampliar” una empresa.

Joe, te graduaste en el IMBA en el año 2004. ¿Cómo fue la experiencia para ti?
El valor de un MBA reside sobre todo en los compañeros que tengas. Hace poco celebramos nuestro encuentro de diez años de graduados y todos comentamos que la experiencia tuvo que ser muy positiva porque muchos seguimos en contacto.

Cuando eras estudiante, ¿qué pensaba la gente sobre el emprendimiento?
Cuando hice mi MBA en IE el tema de la educación en iniciativas empresariales era nuevo pero IE ya la ofrecía. Era de lo mejor que se podía encontrar. Lo que se ofrece ahora a los estudiantes de IE es otra dimensión de calidad superior. Todo cambió con la idea de Steve Blank de que las startups no son meras versiones pequeñas de empresas mayores. Su proceso de desarrollo de clientes representa, literalmente, la única forma de hacer las cosas hoy en día.
Hay antiguos alumnos de IE que vuelven para hacer el Owners Management Program y aprender todo lo que hay que saber sobre el tema. Los graduados de los años 2002/03/04 también suelen sorprenderse porque IE es mucho más internacional que antes, y esto es algo positivo.

El Owners Management Program (OMP), del que eres Director Ejecutivo, subraya la diferencia entre “cómo empezar” y “cómo ampliar” una empresa. ¿Qué nos puedes decir al respecto?
Cualquiera puede empezar una empresa pero el quid de la cuestión es: ¿eres capaz de hacerla crecer? Cuando ya tienes una plantilla de 50 trabajadores o alcanzas unas ventas por valor de un millón de euros, ¿cuál es el siguiente paso? Un propietario no puede hacer absolutamente todo; llega un momento en el que no se puede estar al pie del cañón día tras día y hay que pasar a establecer unos procesos para que la empresa funcione bien aunque su fundador no esté presente. Las escuelas de negocios juegan un papel muy importante en este sentido. Aunque la creación de la empresa se fundamente en unos motivos personales e individuales, el desarrollo de la misma se puede aprender. En el futuro, saber cómo hacer crecer una empresa será incluso más importante que saber crearla.

¿Cuál es el perfil típico de un participante en el OMP y qué aprenden los alumnos del programa?
Del mismo modo que no existe el perfil típico de un emprendedor, tampoco lo hay para un participante en el OMP. Hasta ahora hemos contado con:

· directores ejecutivos que vienen observando cómo otras empresas con productos similares están añadiendo valor y vendiendo a precios mucho más elevados;
· el fundador de una empresa en pleno crecimiento que acaba de conseguir financiación;
· propietarios de empresas con años de antigüedad que han observado la entrada en su mercado de nuevas compañías;
· ejecutivos con experiencia en un entorno multinacional pero que acaban de incorporarse a una PYME de rápido crecimiento; y
· ejecutivos que están cambiando de trabajo y tienen interés por las organizaciones empresariales del futuro.

Cuando doy la charla de presentación del OMP, me gusta decir que hay preguntas generales pero no respuestas globales. Así que los participantes terminan el OMP no con respuestas sino con su propio listado de preguntas, preguntas que les ayudarán a encontrar las respuestas que necesitan para su caso concreto. Por ejemplo: ¿qué filosofía tiene mi organización?, ¿qué es lo que menos les gustaría a mis competidores que hiciera?, ¿dónde se encuentra mi empresa en lo que a sostenibilidad, movilidad, diversidad y singularidad se refiere?

Hasta ahora ya has fundado cinco empresas, por lo que cuentas con muchísima experiencia de primera mano buscando financiación y desarrollando empresas tras la fase de arranque. ¿Cuáles son algunas de las lecciones que has aprendido?
Me gusta un equipo fundador integrado por tres figuras: una cara pública que sepa dar a conocer la historia de la empresa, una persona versada en números y en Excel y, por último, alguien con la suficiente sangre fría como para saber qué hacer cuando no se va a cobrar.
Por otro lado, el libro de John Carlin sobre Rafa Nadal transmite la idea de que te tiene que gustar luchar. Nadal gana porque quiere estar ahí, jugando cinco horas en tierra batida bajo un sol abrasador. De la misma manera, como empresario, te tiene que gustar de verdad hacer cosas arriesgadas y atrevidas. No te basta con conseguir dinero y reconocimientos, es simplemente que no te interesa hacer nada más.

¿Hay algún alumno del OMP que haya triunfado después del programa?
Cuando pienso en Pierre Proner me viene a la cabeza el poema de William Butler Yeats El hombre y el eco. Este alumno solía producir películas que conseguían nominaciones a los Oscar y me imagino que era una vida muy agradable. Después del OMP creó AMPP Group, una empresa de software de comunicaciones que ahora dirige. Como Yeats, me preocupo y pregunto, ¿hubo alguna “palabra mía” que le empujó a hacerlo? Pero bueno, Pierre me ha comentado que ya se había planteado hacer un cambio en su vida antes del OMP y que lo que hizo el programa fue simplemente ayudarle a creer que podía hacerlo.

¿Hay algo del OMP de 2016 que tenga especiales ganas de hacer?
En 2016 vamos a pasar la segunda semana en el fantástico campus de IE en Segovia. En el último OMP fuimos allí a ver el laboratorio de impresión 3D y la experiencia fue tan buena que a nadie le apetecía mucho subir al autobús para volver a Madrid. Así que ahora vamos a pasar una semana en Segovia.

¿Estás trabajando ahora en algo que debiéramos conocer?
He pasado parte del verano en Boston donde Hot Hotels, una empresa que he co-fundado, ha participado en los programas de aceleración de Techstars, una de las dos principales aceleradoras del mundo. Así que me he puesto al día con las mejores estrategias de crecimiento del planeta.
Y justo antes de esto impartí unas clases en el Royal Institute of British Architects para el Master in Architectural Management and Design de IE. Con la impresión 3D, la profesión de arquitecto ha experimentado un giro radical. En cierto modo, los arquitectos son empresarios y no acaban de darse cuenta de ello, pero van a tener que librarse de ese complejo de Imhotep que tienen y aceptar los valores empresariales de la experimentación, el desarrollo centrado en el cliente y la usabilidad.

Información sobre el OMP disponible online en: http://www.ie.edu/execed/ownersmanagementprogram
Para inscribirte, puedes ponerte en contacto con la Directora de Admisiones Yvonne Sánchez o el Profesor Joe Haslam.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario


*