Gestión: el arma secreta para luchar contra la malaria

“Creo firmemente que la salud es un derecho humano y que todas las personas en cualquier parte del mundo merecen un acceso adecuado a los servicios sanitarios”. Mitra Feldman (Global MBA 2014) es una especialista en salud pública que ha dedicado la última década al combate de la malaria en distintos programas en África y en el Sudeste Asiático.

“Es el mayor asunto sanitario en el mundo y causa más muertes en niños menores de cinco años que otras enfermedades. Además, es curable y prevenible, lo que hace aún más importante que sea abordado a escala global”, afirma esta alumni de IE, que tiene un MSc en Control de las Enfermedades Infecciosas por la London School of Hygiene and Tropical Medicine.

Feldman ha trabajado para varias ONG internacionales y organismos estatales. Su primer cargo de responsabilidad fue en Liberia, un país devastado por una guerra civil de 14 años. Coordinó 14 clínicas de atención primaria que atendían a una población de 350.000 personas, con foco en la salud sexual y reproductiva. Posteriormente trabajó en Uganda y Zambia y llevó a cabo acciones contra la malaria en cinco países. Como consultora independiente ha actuado en Camboya, Myanmar y Tailandia. También ha participado en un programa del Departamento de Defensa de los Estados Unidos para incentivar la colaboración entre civiles y militares en la erradicación de la malaria en el Sudeste Asiático.

“Desde el punto de vista sanitario, la epidemiología de la malaria es muy diferente en África y en el Sudeste Asiático. En muchos países africanos la malaria todavía es la causa principal de la mortalidad. En el Sudeste Asiático ya no es considerada una preocupación sanitaria. Muchos países están a punto de eliminarla”, explica Feldman. En este sentido, su trabajo en el continente asiático supone un reto mayor. “Los Gobiernos y los donantes tienden a reducir los recursos. Históricamente, el resurgimiento de la malaria está ligado al recorte de fondos. En este contexto, la habilidad para defender lo anteriormente conseguido es fundamental”, agrega.

Combatir la malaria requiere grandes capacidades de gestión, porque las grandes empresas farmacéuticas tienen pocos incentivos para invertir en I+D en los países en vía de desarrollo. “La investigación está a cargo de organizaciones gubernamentales y ONG, y los recursos son limitados. Por eso, es esencial que sean bien administrados. El conocimiento de las mejores prácticas de gestión es vital. No solo puedes demostrar a los donantes que puedes maximizar los recursos, sino que los gobiernos pueden ser estimulados a aumentar los fondos”, explica Feldman.
Para esta especialista, la investigación y la gestión tienen que ir de la mano. “Con buenos sistemas de gestión es más probable que los hallazgos de la investigación tengan influencia política y un impacto positivo, y que no se limiten a ser un ejercicio académico muy interesante pero poco útil en el mundo real”, asegura.

Madre de dos hijos, Feldman en la actualidad vive en Tailandia. “El MBA de IE Business School ha tenido una gran influencia en mi autoestima y ha sido muy útil para hablar en público y reducir mi ‘síndrome del impostor’. También me otorga más autoridad cuando me presento a las ofertas de consultorías”, señala.

Valeria Saccone

(Visited 4 times, 1 visits today)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *