Voluntariado tras el impacto del huracán Maria en Puerto Rico

Aprendiendo a crear y trabajar en equipos fuera del aula.

Puerto Rico es conocida como la isla estrella del Caribe y tanto nuestra música como nuestra gente nos han hecho famosos. Cuando yo estudié en IE (Master in Corporate Communications in 2016) me sorprendió la diversidad y cantidad de culturas que trabajan juntas para lograr un objetivo común.

Lo sigue siendo, pero ahora tengo una perspectiva nueva. El 20 de septiembre el huracán Maria afectó a mi isla. No hace falta decir que fue una de las experiencias más duras que he vivido. A pesar de la dureza de la situación, fue interesante descubrir el lado maravilloso de mi gente: la solidaridad ciega.

Si hay algo que mueve a nuestra gente es la necesidad de ayudar al prójimo y a nuestra isla. La mayoría de nosotros nos apuntamos a realizar voluntariado de manera semanal o durante los fines de semana para tratar de ayudar a los más desfavorecidos tras el paso del huracán. Durante este voluntariado, no sólo pude ver la solidaridad de mis compatriotas sino también nuestra determinación para poder trabajar juntos en equipo. Cuando visitamos un vecindario en Toa Baja (una ciudad de la isla), estaba lleno de casas que habían sido destruidas, tejados de metal que habían sido arrancados y paredes que se habían venido abajo. Los voluntarios no sabíamos por dónde empezar a ayudar. Bajo un sol abrasador, formamos equipos junto con los residentes. Muchos niños empezaron a apilar paneles metálicos que podrían ser reciclados para construir futuros tejados, personas más mayores también empezaron a organizar objetos para bien reutilizarlos más tarde o deshacerse de ellos y los líderes de la comunidad nos guiaban a través de todos los esfuerzos que el área estaba llevando a cabo para recuperarse.

Tantos días después de la catástrofe, todavía nos queda un largo camino por recorrer para logar recuperarnos del todo. Ya han pasado tres meses y muchas zonas del país todavía no tienen electricidad, agua potable o cubiertas las primeras necesidades. Por ejemplo, solo el 65% de la isla tiene electricidad y los que la tienen, no poseen ninguna garantía de que esta sea consistente.

Sin embargo, están pasando cosas increíbles en la isla, diversas fundaciones han organizado días de trabajo para las brigadas voluntarias y se ha estado trabajando incansablemente para proporcionar agua potable a toda la isla. Las organizaciones han brindado orientación empresarial para lograr reactivar la economía local y numerosos hombres y mujeres de servicio internacional han volado para proporcionar alivio a los afectados. Nosotros también queríamos ser parte de este movimiento.

La también alumna de IE Lauriann Renta (alumni del Master in Management 2016) y yo hemos aprendido mucho sobre la importancia de trabajar para contribuir a una causa o iniciativa. Nuestro año en Madrid fue un viaje académico que superó todas nuestras expectativas, pero más que nada, nos enseñó la importancia de la colaboración.

Durante el voluntariado, nos dimos cuenta de que compartimos el objetivo de poder ayudar a crear fuertes comunidades. Esto nos llevó a buscar formas de poder contribuir a nuestra comunidad en este momento tan delicado.

Tras el huracán, mucha de la ayuda en Puerto Rico estaba centrada en la distribución de suministros, agua y generadores. Por eso, decidimos buscar alternativas para ayudar a nuestra comunidad. Durante esta búsqueda, un amigo mencionó unas brigadas de voluntarios que estaban coordinadas por una organización local. Como vimos de primera mano todos los beneficios de trabajar directamente con las comunidades, decidimos asociarnos como voluntarios con Mentes Puertorriqueñas en Acción . MPA es una organización 501c3 sin fines de lucro que está capacitando activamente a jóvenes agentes de cambio en Puerto Rico.

¿Por qué decidimos unirons con MPA?

Tras estudiar en IE, ambos conocíamos la importancia de trabajar en equipo y con comunidades dispuestas a colaborar. Esto, combinado con nuestra necesidad de hacer algo por nuestra tierra, convirtió esta organización en la ideal.
Durante las brigadas #EnAcción, los voluntarios y miembros de la comunidad local recogían escombros, organizaban los diferentes suministros como agua y primeros auxilios y recopilaban censos ciudadanos sobre las necesidades inmediatas con ConnectRelief.com, el socio de MPA.

Uno de los mayores impactos del voluntariado es la oportunidad de experimentar el arduo trabajo necesario para incluso reconstruir una escuela, y luego recibir la recompensa por esta ayuda prestada. En algunos casos, las recompensas que hemos visto no son sólo que una escuela esté reabierta para intentar empezar un año escolar normal sino también la gratitud de los que se sienten ayudados. Esta recompensa por nuestros servicios supera con creces las largas horas de trabajo empleadas. Recuerdo perfectamente cuando después de que ayudamos a una pequeña escuela pública en el sur de la isla, a través de MPDA y su asociación con el Instituto Nueva Escuela, como el director de la escuela apenas podía contener las lágrimas mientras nos daba las gracias. Tras haber pasado un largo día arreglando las vallas y limpiando el terreno de la escuela, nos recordó que el impacto que nosotros estábamos dejando en ellos valía mucho más que un día entero trabajando. No sólo estábamos ayudando a una comunidad, también habíamos ayudado a los niños a intentar empezar una vida normal volviendo a la escuela. Nuestro impacto fue mucho más significativo de lo que nosotros habíamos pensado.

Pero más que nada, a través de esta iniciativa hemos sido capaces de ser testigos de este impacto. Hasta el día de hoy, los voluntarios y líderes de #EnAcción han participado en 27 brigadas en 17 municipios (en Puerto Rico tenemos 78 municipios) y han recopilado información de 454 familias en 13 comunidades. Estos esfuerzos suman una increíble cantidad de horas dedicadas a la recuperación de Puerto Rico: ¡2,368 horas de trabajo voluntario!

¿Quieres ayudar?

Puedes ponerte en contacto con nosotros aquí.
Ayudemos a Puerto Rico… en equipo.

(Visited 20 times, 1 visits today)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *