Cómo pedir un aumento

Margarida Constantino, Director of Career Education, IE Career Management Center

Hasta los mejores negociadores lo pasan mal a la hora de pedir un aumento de sueldo. Nos cuesta hablar de dinero, nos resulta incómodo, y la mayoría de los profesionales experimentan niveles elevados de ansiedad solo de pensar en ello. Pero esto no es razón suficiente para evitar la conversación. Si piensas que te mereces un aumento, ¡adelante con ello!

¿Cuándo?
Si en tu empresa se están produciendo despidos o se está registrando una reducción de los ingresos, obviamente no es el momento adecuado. Las mejores ocasiones suelen presentarse cuando te dan muchas funciones nuevas o te felicitan por tus logros. En muchas empresas las reuniones de evaluación del trabajo tienen lugar a principios de año. Analiza la situación y elige el momento con cuidado.

¿Por qué?
Prepara datos concretos que justifiquen por qué te mereces ese aumento. Necesitas demostrar claramente tus aportaciones y dar ejemplos específicos de tu buen trabajo. Guarda en un archivo tus logros, ideas y las evaluaciones que has recibido. Por ejemplo: más ventas, reducción de costes, aumento de la satisfacción en las encuestas, correos electrónicos valorando tu trabajo, etc. Asegúrate de que, cuando llegue el momento, tienes toda esa información actualizada y lista.

¿Cuánto?
Normalmente el aumento mínimo solicitado equivale al aumento del costo de vida. Si basas tu negociación en tus propios méritos, deberías ponerte como objetivo aumentar tu sueldo fijo en al menos un 5%. Si tu empresa tiene unas políticas muy estrictas en materia de sueldos fijos, intenta negociar el aumento en forma de retribución variable, formación, más días de vacaciones, etc. Sé razonable: recuerda que tu jefe o jefa también tiene que justificar tu aumento.

¿Qué hacer si no va como tú esperabas?
Nunca pierdas las formas, incluso si no logras lo que quieres. Es fundamental que entiendas qué necesitas hacer para asegurarte ese aumento la próxima vez. Organízate para mejorar en el trabajo y lograr los objetivos que te marques. De todas formas, estate listo para hacer frente a la realidad. Si llegas a la conclusión de que las razones para denegarte ese aumento no son válidas, quizá ha llegado el momento de cambiar de trabajo.

aumento, salario, Margarita Constantino

Que se te vea
Hacerse notar en el trabajo puede ayudar a la hora de justificar una solicitud de aumento de salario. Por ejemplo, puedes enviar a tu jefe o jefa actualizaciones periódicas sobre tus resultados, tomar parte activa en los eventos de trabajo, mostrar una actitud positiva, promover a tu departamento y empresa y trabajar para convertirte en un experto en tu campo: escribe artículos, da conferencias, consigue que otros citen tu trabajo…

Sé positivo
Basa la negociación en tus resultados y otros datos que den validez a tu solicitud. ¡No te quejes! Incluso si trabajas el doble que los demás o hace años que no recibes un aumento, entrar en ese tipo de discusiones no ayudará en nada.

aumento, salario, Margarita Constantino

Lectura recomendada:
101 Salary Secrets: How to Negotiate Like a Pro, de Daniel Porot y Frances Bolles Haynes.

Editorial: Ten Speed Press (enero de 2001).

(Visited 31 times, 1 visits today)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *