Los medios en la era digital, entre los obstáculos y las oportunidades

Los medios de comunicación llevan tiempo rodando en el engranaje de la transformación digital. Tanto que el término para identificar este proceso parece haberse desgastado, aunque la transformación no se ha detenido. Una de las conferencias del Hay Festival, celebrado en Segovia, tuvo como protagonistas a Juan Luis Cebrián, presidente del Grupo PRISA, y John Ridding, consejero delegado del Financial Times Group, que debatieron sobre el papel de los medios en un mundo digital donde los riesgos para el negocio a veces se tornan en oportunidades.

El debate estuvo conducido por Diego del Alcázar, presidente fundador de IE y nada ajeno a los medios de comunicación, debido a su anterior faceta como presidente del Grupo Vocento. La primera pregunta la dirigió hacia uno de los principios básicos del periodismo: la libertad de expresión. ¿Existe el riesgo de perderla? Ridding respondió narrando su propia experiencia. “Cuando lanzamos en China teníamos muy claro que si había censura, cerraríamos las operaciones desde una perspectiva empresarial”, señaló.

Cebrián destacó que la libertad es indivisible y que solo hay libertad de información donde hay libertad, aunque añadió que en el mundo digital, el hecho de que todo el mundo pueda decir lo que quiera sin necesidad de medios que lo analicen ha creado mucha confusión. De ahí a citar a las redes sociales no hay siquiera un paso. Ridding afirmó su utilidad, pero apuntó que los medios tienen que filtrar todo lo que hay en la red para no verse arrastrados por informaciones inexactas.

Ante este escenario una de las banderas que han alzado los medios de comunicación es la calidad como valor diferencial. Apareció el escándalo Volkswagen, cuyo análisis resulta complejo y ramificado. “Este es precisamente el rol de nuestra organización”, comentó Ridding. “Las finanzas empresariales se tornan más complejas, pero es parte de nuestro trabajo entender esto. Y creo el hecho de que sean complejas no es excusa para no ir detrás de estas historias”.

DENTRO1

Pero la calidad tiene un precio. Desde que aparecieron, los periódicos se han financiado con la publicidad. Y Cebrián hace notar que el problema es que esta publicidad desaparece de los periódicos. Antes eran anuncios que promocionaban la venta directa –informaban de que podías comprar algo– mientras que ahora sirven para hacer imagen de marca.  “En la prensa española hemos perdido el 70% de la publicidad en los últimos siete u ocho años, pero también el 60% de la circulación en papel”. La conclusión es que la calidad vale dinero. Y actualmente el modelo de negocio de los medios está en crisis.

Ridding estuvo de acuerdo con la crisis de modelo que vive el sector. “Pero creo que es muy saludable porque creo que los medios se esfuerzan por estrechar la relación con los lectores, que es la relación más importante que tienen”, dijo, haciendo referencia al cambio en el modelo de negocio desde la publicidad a la suscripción por parte de los lectores.

En este sentido, tanto el Financial Times como PRISA han pasado recientemente por un cambio de propietario, tal y como apuntaba del Alcázar, “¿Cómo afecta esto?”. Cebrián matizó que los movimientos en PRISA no han significado un cambio de control, pues el accionista principal sigue siendo el de referencia. (Cebrián lo afirma a pesar de que la familia Polanco, que en 2009 poseía un 71% de PRISA, ahora cuenta con el 19,5% de las acciones). En cuanto a Ridding, sostiene que no hay ningún cambio en el compromiso editorial. Su anterior dueño, Pearson, optó por centrarse en educación, pero el nuevo, el japonés Nikkei, no tiene por qué erosionar la independencia editorial del medio. El consejero delegado del Financial Times reconoció que siempre habrá presión económica para ser rentable, aunque no deja de señalar que ellos han sido muy cuidadosos en este aspecto. No en vano su modelo de suscripción de lectores se ha puesto como ejemplo precisamente de esta transformación digital.

En la era digital la competencia es feroz. Como recordó Cebrián, ahora las radios y las cadenas de televisión también publican artículos en Internet. Ridding apuntó que todo este movimiento hace que las oportunidades sean significativamente más grandes, reseñando que si tienes usuarios que pagan por leer tu medio esto quiere decir que tienes una relación estrecha con ellos, algo que para los anunciantes es un valor. Cebrián apuntó, por último, que si la actividad de los medios antes estaba regulada por la ley ahora lo está por el software, en manos de las grandes empresas tecnológicas. Un comentario que invita a la reflexión.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *