Sofía Benjumea, Directora de Google Campus Madrid “Madrid necesitaba un espacio como este”

Google Campus Madrid es, en palabras de su directora, Sofía Benjumea, “un espacio neutro que une a todas las comunidades de startups y del ecosistema emprendedor”. Definido de una forma más coloquial, está siendo “una locura de las buenas”. Aunque solo lleva tres meses rodando, ya tiene vida propia. Ha sido escenario de más de treinta eventos y tiene ya más de seis mil usuarios inscritos. Benjumea ve, satisfecha, “cómo progresan en él pequeñas historias de éxito”.

Google eligió Madrid para emplazar el cuarto de sus campus. “Tenemos que estar de enhorabuena, porque después de los hubs de innovación y entendimiento que fueron Londres, Tel Aviv y Seúl, esta es la respuesta al trabajo de los últimos años y al potencial de Madrid”, dice Benjumea. En su opinión, el emplazamiento se eligió por la cantidad de talento, “tanto técnico como de management”, existente en la ciudad; y porque Madrid “cuenta con tres de las principales escuelas de negocios”. En palabras de la fundadora de Spain Startup / The South Summit, “Madrid ofrecía muchas oportunidades e ingredientes con los que trabajar, pero necesitaba un espacio como este para paliar los retos y fijar puntos de encuentro”.

Ahora, Madrid por fin forma parte de “una red global de más de cuarenta espacios y aceleradoras repartidos por todo el mundo”. Campus Madrid será una ventana a la red de partners de Google (en EEUU, Dubái, Paris, Berlín…) que propiciará conexiones ilimitadas.

En los últimos años, ha sido notable el aumento del número de emprendedores e inversores y de la apuesta de las instituciones por las startups. “En 2013 y 2014, las inversiones en startups han crecido entre un treinta y un cuarenta por ciento”, dice la directora de Campus Madrid. A esto se une “un cambio de actitud muy importante. Cada vez hay menos miedo al fracaso”. Sofía ejemplifica esto con cifras: “un estudio del Círculo de Empresarios muestra que más del cincuenta por ciento de los padres quieren que sus hijos sean emprendedores en lugar de trabajadores por cuenta ajena”. Hasta ahora, según la experta, faltaban referentes que seguir. “Pero poco a poco están surgiendo esos ejemplos de emprendedores que demuestran que, con trabajo, el éxito es posible”.

Ella escoge casos de éxito que se han forjado en Campus Madrid, claro. Por ejemplo, la aplicación Wazypark, de Carlos Rodríguez. “Es una comunidad que avisa de las plazas que quedan libres. El ‘oye, ¿te vas?’ de toda la vida”, bromea Benjumea. También Ricardo Varela, de Localístico, estuvo trabajando en Campus desde el primer día y consiguió una reunión con una gran corporación y después la entrada en un programa de aceleración.

Cuando una startup no triunfa, el error puede estar “en el equipo o en la falta de foco”. Benjumea cree que hay que tener muy claro “el nicho y la necesidad a la que respondes con tu producto” y no perder el foco hasta que se consiga responder a esa necesidad. Pero esas no son las únicas barreras que se encuentra el emprendedor: “hay muchas, y hay que ir sobreviviendo a cada una”.

Campus Madrid presenta programas tanto para los que están empezando como para los que se encuentran en fases de crecimiento y escala de sus negocios. “Queremos acompañar y ofrecer herramientas y programas de educación a todos los emprendedores”.

(Visited 10 times, 1 visits today)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *