“Nos diferencia la diversidad, el espíritu emprendedor y nuestra respuesta rápida al mercado”

Diego del Alcázar, Fundador y Presidente de IE Business School y presidente de IE Foundation; y Santiago Íñiguez de Onzoño, presidente de IE University y decano de IE Business School, hablan del pasado, presente y futuro –con mucho peso online– de la institución.

Si Diego del Alcázar y Silvela tuviera que comparar el IE con una obra de arte, elegiría un Picasso del período cubista. “Sobre todo, por sus formas diversas”, puntualiza del Alcázar, nacido en Ávila, marqués de la Romana, licenciado en Derecho, Ciencias Políticas y Administración en Madrid y París, fundador del Instituto de Empresa en 1973 y actual presidente de IE Business School y Fundación IE. Diversidad es un término que se repite mucho en la charla que el fundador mantiene con Santiago Íñiguez de Onzoño, doctor en Derecho tras pasar por la Universidad Complutense de Madrid, su ciudad natal, y la de Oxford; y de un MBA de IE Business School, de la que actualmente es decano. Los protagonistas de esta conversación van poniendo encima de la mesa las claves del éxito de la institución que representan. Satisfacción y orgullo son los sentimientos que afloran al recordar los éxitos de los alumnos que han pasado por sus aulas. “Nos sentimos especialmente contentos de que nuestra formación y network les hayan ayudado en su vida profesional”, considera del Alcázar, que desvela su propia receta para aprender cada día: “Estoy interesado en muchas cosas, leo acerca de diferentes temas, voy a exposiciones, hablo con un montón de gente distinta”. Curiosidad, afán investigador, espíritu emprendedor, experiencias compartidas… Es el mismo mosaico en el que se basa la institución que preside.

santiagoiñiguez_int

Santiago Íñiguez: Diego, a veces me refiero a ti como el Mr. Harvard europeo. Tenemos la suerte en IE de contar con un fundador que sigue liderando la estrategia en la selección del top management e impulsando la institución. A veces te digo en plan de broma que tendríamos que hacer reliquias de tus chaquetas y corbatas… ¿Cuáles han sido los retos más importantes a los que te has enfrentado?

Diego del Alcázar: Te diría que el reto más importante es el que ahora propones, que convirtamos mis trajes en un negocio de reliquia [risas]. Es verdad que estuve en el primer momento rodeado de personas extremadamente valiosas. El primer reto ha sido sobrevivir teniendo una cierta idea de lo que queríamos. Muchas veces he repetido la frase de las memorias del general De Gaulle: “Je me suis fait une certaine idée”, “tenía una cierta idea”. Esa cierta idea es a la que no hemos renunciado.

D. A: ¿Qué característica crees que nos identifica más? Y, una vez marcada nuestra propia identidad, ¿cuáles crees que son las grandes tendencias sobre las que se está moviendo la business education hoy en día?

Í.: Algo muy característico es nuestro espíritu emprendedor, presente desde el comienzo. Y, como consecuencia, el carácter innovador, la respuesta rápida al mercado, un sistema de gobierno que se parece más a las empresas que a las instituciones tradicionales académicas. Esto nos ha permitido hacer frente a los retos del entorno con más flexibilidad.

Respecto a la segunda cuestión, una de las características distintivas del IE es que somos, como decía Financial Times: “An unusual school, unusual people”. Somos una institución privada dirigida y gestionada not-for-profit. Tenemos un sistema de gobierno muy enfocado a los negocios y con una capacidad de respuesta rápida.

Quizás la tendencia más interesantes es la globalización, la integración de la tecnología y la pedagogía. Según la opinión de todos los stakeholders, somos líderes pioneros en blended programs.

Ademas, siempre hemos identificado a los emprendedores. Hemos utilizado pruebas de admisión que nos hacen identificar mejor aquellos que tienen perfil emprendedor sobre el perfil tradicional clásico del ejecutivo. De cara a futuro, intentaremos desarrollar sistemas de educación que permitan potenciar esa inteligencia emocional, artística o relacional.

D. A.: Yo creo que nosotros somos emprendedores porque no podíamos ser de otra manera. Nacimos en un momento histórico que nos obligaba a serlo. El emprendedurismo implica innovación y amor al cambio. Con el paso del tiempo, hemos añadido más cosas que nos hacen singulares: un sistema de gestión que yo diría liberal, que no ejerce un control sobre el trabajo de la gente en profundidad. Y materias de humanidades: creíamos que debíamos introducir aquellas cosas que hacen mejor a la gente. En este punto, te preguntaría: ¿hemos marcado tendencias? ¿Qué proyectos inmediatos tenemos ahora?

Í.: En primer lugar, consolidar la Universidad. Tenemos escuelas en las áreas de arquitectura, relaciones internacionales, derecho, comunicación, psicología… Y queremos ser pioneros también en humanidades.

Pero yo mencionaría este año dos grandes proyectos: la creación junto con Financial Times Group de la empresa de educación ejecutiva más importante del mundo y la consolidación de nuestra estrategia con antiguos alumnos. En los últimos años nos hemos centrado mucho en la excelencia en formación y ahora queremos dar el siguiente gran paso ofreciendo a nuestros alumnos más actividades de valor, reevaluando sus títulos, fortaleciendo el networking… Hace siete años creamos la IE University, y el inspirador de esta estrategia fuiste tú, Diego. ¿Qué visión tenías entonces?

D. A: Fue una decisión emprendedora con alto riesgo pero, siete años después, tenemos una institución que aparece como una de las pocas universidades realmente internacionales del mundo. Entonces creímos que era importante tener un respaldo oficial. El paso del tiempo ha demostrado que estas asunciones no eran del todo ciertas: solo el 30% de nuestros alumnos están interesados en título oficial. Lo están más en lo que está detrás, la formación internacional de calidad con contenidos humanistas.

Es difícil encontrar un grupo de alumnos con la diversidad de los nuestros. ¿Qué atrae a esta gente? Un talante y una vocación de que vean más allá de las áreas que estudian.

I.: En el IE tenemos más de 87 nacionalidades. Lo más importante es que tienen distintas concepciones del mundo, y eso nos lleva a crear un ambiente de tolerancia y de respeto. En un entorno donde las convicciones son tan diferentes es muy importante mantener las convenciones, que van desde la etiqueta hasta la manera de vestir en clase. Queremos crear graduados amantes de lo cosmopolita.

En cuanto a la infraestructura, el IE comenzó en varios chalets en la calle María de Molina de Madrid y actualmente está presente en más de veinte edificios, incluido un campus en Segovia. ¿Cómo valoras este campus físico de Madrid y las oficinas presentes en más de 28 países?

D. A: Queríamos que fuese una escuela urbana. Desde el chalet original en María de Molina hemos ido creciendo hasta ocupar 30 números en esta zona. Esto hace que el campus sea la propia ciudad. En Segovia nos encontramos un magnífico monasterio del siglo XI al XIV donde se ha creado un campus de características más clásicas, muy atractivo para los candidatos europeos y latinoamericanos. Y ahora nos corresponde seguir insistiendo en el tercer campus, el virtual, tan importante para nosotros.

Í.: Ciertamente estamos cada vez más presentes en entornos virtuales. Somos pioneros y tenemos previsto mantener ese liderato. Tenemos Massive Online Open Courses con mucho éxito. Desarrollamos prácticamente toda la oferta de nuestros programas Executive MBA con algún componente blended. Nuestros casos multimedia han sido premiados por distintas instituciones. Y vamos a seguir en esa línea. Quién sabe si quizás los próximos avances de inteligencia artificial nos permitirán contar con algunos tutores que sean artificiales también. No profesores, porque el profesor es muy difícil sustituirlo, ya lo decía Bill Gates… Pero estaremos presentes en los primeros avances de inteligencia artificial aplicados a la enseñanza.

(Visited 11 times, 1 visits today)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *